Mascarillas, ritual de belleza diario


Las mascarillas faciales son un producto cosmético que se emplea de manera puntual para complementar de forma sencilla el ritual de belleza diario. Para que los beneficios que ostentan sean realmente efectivos hay que buscar la que más se adecue a cada tipo de piel y que contenga los activos necesarios que ayuden a mejorar la dermis facial.

Mascarilla de miel efecto "buena cara"
Recomendado para personas que descansan poco, duermen mal o sufren estrés, y por lo general suelen tener mala cara.

Ingredientes
1 clara de huevo
1 cucharada de miel
1/2 cucharada de zumo de limón
1 cucharada de yogur o de crema

¿Cómo prepararla?
Batir la clara de huevo
Añadir la miel y el zumo de limón.
Incorporar el yogur y mézclalo hasta conseguir una pasta homogénea.
Déjala actuar durante 15 minutos y aclara con abundante agua.

Propiedades de la miel
La miel es rica en sales minerales, vitaminas y aminoácidos, lo que le proporciona interesantes propiedades calmantes, antibióticas y purificantes  a la piel.

 Mascarilla iluminadora de pepino
Personas que quieran darle a su piel un extra de luminosidad.

Ingredientes
1/2 pepino
1 yogur

¿Cómo prepararla ?
Pelar el pepino (para evitar los pesticidas que suelen estar en la superficie de la piel) o elige uno ecológico.
Córtalo en rodajas, tritúralo y mézclalo con el yogur.
Aplícala sobre el rostro.
Déjala actuar durante 15 minutos.

Propiedades del pepino
Debido a la gran cantidad de agua que contiene, el pepino hidrata la piel, la limpia y le proporciona brillo. Gracias a su contenido en vitamina C, es conocido también por sus cualidades purificantes y astringentes.

Publicar un comentario

0 Comentarios