El aceite de frambuesa propiedades para la piel y el cabello - Imagen de Mujer

El aceite de frambuesa propiedades para la piel y el cabello

La frambuesa es el fruto del frambueso, una planta silvestre que crece en climas templados y que es originaria de Europa, extendiéndose también por América del Norte y el norte de Asia. Por su sabor y sus propiedades, la frambuesa ha sido usada como planta medicinal y extrayéndose el aceite de sus semillas para utilizarlo para el cuidado de la piel y el cabello. Un aceite rico en ácidos grasos esenciales como los Omega 3, 6, y 9, además de tener un alto contenido en vitamina E, A y antioxidantes como los carotenoides, tocopherol y tocotrienol. Una composición que convierte al aceite de frambuesa en un aliado de belleza para combatir el envejecimiento y sequedad de la piel y afecciones dermatológicas como la psoriasis.

¿Por qué el aceite de frambuesa es bueno para la piel y el cabello?
El aceite de frambuesa procede de este fruto de color rojo a amarilla y de sabor dulce e intenso que crece en el frambueso, una planta que suele crecer en los bosques. Además de aportar belleza, nutrición e hidratación a la piel, el aceite de frambuesa también se emplea para fortalecer el cuero cabelludo, dando brillo y suavidad al pelo. Entre los beneficios para la piel, el rostro y el cabello se destacan: 

El poder regenerador de la frambuesa 
Gracias a su composición, el aceite de frambuesa es un potente regenerador de la piel, siendo ideal para el cuidado de las áreas más delicadas del rostro como el contorno de ojos y los labios. 
Además tiene una textura ligera y su capacidad para curar lesiones de la piel como quemaduras o heridas convierten a este aceite en un aliado ideal para el cuidado y la cura de lesiones en la piel e irritaciones. Suele recomendarse para el cuidado de pieles con acné, psoriasis, así como para aliviar la sensación de escozor o irritación tras depilarse o después de tomar el sol, por ejemplo.

Protección solar y polar 
También ofrece una protección de los rayos UVA y UVB del sol, especialmente de los rayos ultravioletas. Según los especialistas, si se combina este aceite de frambuesa con el de aceite vegetal de sésamo se puede elaborar un excelente mascarilla capilar para hidratar y proteger el cabello de la acción del sol. 

Al ser de fácil absorción, el aceite de frambuesa es un excelente protector tanto de los efectos del frío como del calor, siendo posible aplicarla en cualquier parte del cuerpo. 

Rico en vitaminas 
Su riqueza en vitamina A favorece la nutrición e hidratación de la piel eliminando la sequedad y las descamaciones, dando luminosidad, brillo y buen aspecto. 

Al también tener vitamina E previene el envejecimiento de la piel, combatiendo las arrugas y dando elasticidad, firmeza y frescura a nuestra piel. 

Aumenta el fortalecimiento óseo 
Además, la aplicación de aceite de frambuesa ayuda a fortalecer los huesos y hacer más leve el dolor provocado por la artritis

Antienvejecimiento 
Es ideal para el tratamiento de las pieles maduras como remedio para eliminar los efectos del estrés y falta de vitalidad. 

Un aceite único y de delicioso aroma que forma parte de muchos cosméticos que usamos a diario y del que podemos sacar más provecho si lo introducimos en nuestra rutina de belleza diaria. Añade unas gotas de aceite de frambuesa a tus cremas o tu champú y luce una piel y un cabello ideal.

No hay comentarios.: