¿Cómo blanquear las uñas de los pies? - Imagen de Mujer

¿Cómo blanquear las uñas de los pies?

Las manchas amarillas en las uñas de los pies son muy comunes, y aunque existen diversas causas que las producen la razón más frecuente de su aparición es el uso de esmaltes de mala calidad, dejar el esmalte durante mucho tiempo en la uña así como la presencia de hongos e infecciones en la zona. 

Uno de los primeros síntomas de los hongos en las uñas de los pies es el cambio de coloración en la misma. Si no sueles usar esmaltes y has notado que una o varias uñas se están tornando amarillas y huecas por dentro, entonces es casi seguro que se trata de una infección micótica.
Si este es el caso deberás iniciar cuanto antes un tratamiento para eliminar los hongos y mejorar la salud de la uña antes de que el problema avance. Adquiere en la farmacia un tratamiento adecuado y aplícalo con constancia, o visita a tu podólogo para una revisión.

Los esmaltes usados en la pedicura deben removerse adecuadamente cada dos semanas, si usas esmaltes de poca calidad y además los dejas por mucho tiempo en tus uñas es bastante probable que esta sea la causa de las manchas amarillas. No olvides que estos productos contienen muchos químicos que impiden que la uña respire de forma adecuada, por lo que invertir en marcas de calidad y removerlo con frecuencia es importante para evitar las antiestéticas manchas amarillas.

¿Cómo blanquear las uñas de los pies? 
Para comenzar debes remover en su totalidad el esmalte si es que lo hay, y limar cuidadosamente la base de la uña con una lima especial de pulido que te ayudará a remover gran parte de la capa amarilla de la misma.

Pasos a seguir
Añade a un recipiente en el que puedas meter tus pies 2 tazas de agua caliente, 6 cucharas colmadas de bicarbonato de sodio y el zumo de un limón grande. Introduce tus pies en esta mezcla y déjalos en remojo durante 5 minutos, verás como las manchas amarillas se han reducido notablemente e incluso han desaparecido si no eran demasiado intensas. En el caso de que aún continúen ligeramente manchadas conviene continuar con el tratamiento a diario hasta que luzcan blancas y perfectas.

Añadir a un recipiente una taza de agua oxigenada y 4 cucharadas de bicarbonato de sodio, mezcla bien y sumerge tus pies durante 5 minutos en el líquido, que ayudará efectivamente a reducir y eliminar las manchas amarillas.
Si no consigues blanquear las uñas en su totalidad en una sola aplicación, repite al día siguiente.

Recuerda que si las manchas no desaparecen con estos tratamientos, si se trata de hongos o si también cuentas con las uñas de las manos manchadas sin causa aparente, entonces es importante visitar a un médico para una revisión.

No hay comentarios.: