La Vitamina C para el cuidado del rostro

La vitamina C para la cara sirve como antioxidante y para eliminar el aspecto cansado. La piel se estimula, aumentando la síntesis de colágeno y quitando del rostro los signos de expresión producidos por la edad.

Es una de las vitaminas fundamentales para la salud de la piel, mejorando la calidad de todo el tejido de la epidermis gracias a sus propiedades que bloquean los radicales libres. Junto con la vitamina E, la vitamina C nunca puede faltar en tu set de cosméticos antiedad.

¿Para qué sirve la Vitamina C para la cara?
Es buena tomarla en zumo de naranja y frutas cítricas ya que aporta al metabolismo la cantidad necesaria para producir colágeno y elastina, pero, además, si la aplicas directamente mediante un serum o una crema facial aumentas los beneficios y propiedades de la vitamina C para la cara.

De forma tópica esta vitamina es muy superior para el tejido cutáneo. Siendo muy interesante los cosméticos y tratamientos de belleza que la usan para eliminar los signos de expresión y unificar el tono de la piel.

Uno de los grandes beneficios de la Vitamina C en la piel del rostro es el aumento de la síntesis de colágeno. Tiene el poder estimular las fibras que participan en la elasticidad, fibras que hacen que tengas la piel tersa, suave y con un aspecto más juvenil.

También mejora la producción del colágeno. Haciendo la piel más gruesa y joven. Algo que, en la práctica, después de aplicarla sobre el cutis retrasa la aparición de arrugas. Este tipo vitamina mejora muchísimo el aspecto que tienes.

Hay diferentes opciones que puedes comprar según los resultados que deseas conseguir. 
Luminosidad en la piel de la cara: utilizar una crema con vitamina C.
Mejorar el tono apagado: aplicar mascarilla cada 7 o 15 días según el envejecimiento de la piel. Es ideal para personas fumadoras, cuando notas signos de expresión, con aspecto cansado o rostro envejecido por la edad. Puede utilizarse su forma ácida junto con algún cosmético para peeling para dar mayor intensidad a sus efectos.
Eliminar el aspecto cansado del rostro: usar ampollas con Vitamina C. Es una forma rápida y sirve como remedio para el tono apagado, cuando has dormido mal o tienes mucha carga de trabajo. Al aplicar la ampolla de vitamina C la piel toma una coloración más viva y con un brillo natural mejor. Usar las ampollas uno o dos días.
Limpiar impurezas de la piel: sus efectos exfoliantes pueden combinarse con otras sustancias y cosméticos, aportando regeneración y efectos antienvejecimiento.

Serum de vitamina C
Funciona muy bien ya que se absorbe rápidamente y no deja residuos grasos. El serum de vitamina C es para uso facial.
Su aplicación es idéntica a la crema, solo que hay que poner menos cantidad. Los principios activos están concentrados, evitando añadir excipientes y sustancias que pueden dejar la piel grasa.
El serum vitamina c es un derivado del ácido ascórbico, sustancia esencial para tener una piel bonita y joven.
Sus propiedades son antioxidantes, ofreciendo también efectos regeneradores. Al aplicarlo de forma tópica es absorbido con mucha facilidad, siendo, junto con las ampollas de vitamina C una de las mejores formas de aportarlo a la piel.

¿Cómo usar el serum con vitamina C?
Aplicar siempre por la noche para mejorar su absorción.
Poner una o dos gotas con el aplicador y extender con un masaje suave circular sobre la frente, las mejillas, el mentón y la zona superior de los labios.
Por la mañana lavar el rostro con agua y jabón neutro.
A continuación, poner crema hidratante para reforzar los efectos de la vitamina C sobre la piel.

¿Cuándo usarla para la piel?
Hay varias opciones, pero lo mejor es usarla durante los meses fríos. Durante el invierno y el otoño la piel de la cara recibe menos radiación solar, así que, al aplicar la vitamina C en la piel del rostro evitamos que sus efectos exfoliantes propicien la aparición manchas en la cara.
En el caso de que seas deportista, deberás tener cuidado. Si recibes mucho sol en la cara, entonces deberás posponer el tratamiento con vitamina C.
Otra opción es que, si vas a recibir sol. Uses siempre protector solar facial con pantalla total. Así la piel joven tendrá menos formación de melanina y tendrás menos riesgos de tener manchas rojas y oscuras en el rostro.

¿Cómo utilizarla en la cara?
Para conseguir los mejores resultados lo mejor es poner el serum o las gotas de Vitamina C por la noche. Hacerlo de esta forma consigue dar efectos reparadores del tejido cutáneo y aportar propiedades y beneficios renovadores.
Las horas de sueño son las que el organismo realiza la reparación de la piel. Al aportar vitamina C en la piel facial incrementas la regeneración del colágeno.
Por la mañana, no olvides ponerte crema hidratante con filtro solar(SFP).

Propiedades y beneficios de la vitamina C para la piel
Propiedades antioxidantes.
Bloqueo de los radicales libres.
Aumento de la síntesis de colágeno natural.
Activación de la reparación de la elastina.
Aumento de la producción de ácido hialurónico.
Retrasa la aparición de arrugas faciales.
Restablece el brillo natural de la piel.
Efectos inmediatos cuando se usa en ampollas o serum.
Color del rostro más sonrosado y juvenil.
Reducción de manchas en la cara.

La vitamina C para la piel tiene beneficios muy grandes. Al mismo tiempo que aumenta la síntesis de colágeno y estimula la producción de ácido hialurónico, estimula la salud de la elastina, fibra que permite tener mayor elasticidad.

Publicar un comentario

0 Comentarios