Bebida contra infecciones bacterianas y víricas

Los ácidos grasos de cadena media del coco resultan eficaces contra muchos microorganismos.

Antibiótico blanco
La grasa del coco es una fuente de sorpresas. A pesar de ser de tipo saturado, no sube el colesterol, sino que lo regula; no sube los triglicéridos, como lo hacen los aceites en general; no engorda, sino que hacer perder peso; y además combate las bacterias, los virus y los hongos.
Un estudio realizado en Filipinas ha mostrado que los niños con neumonía u otras infecciones respiratorias que toman unos 10 ml de aceite de coco al día, además del antibiótico convencional, se curan y pueden ser enviados a sus casas antes que los que solo toman antibiótico.
La leche de coco se ha de tomar en porciones pequeñas (de medio vaso aproximadamente) debido a su alto contenido en grasa. En cualquier tipo de infección, la leche, de coco ayuda al sistema inmunológico a destruir las bacterias y virus gracias a que el ácido graso láurico que contiene se transforma en monolaurina, un eficaz antimicrobiano.
 
Propiedades
➧Antibiótica
➧Antivírica
➧Protectora de las arterias
➧Temogénica
➧Hidratante de la piel
➧Mineralizante

Ingredientes
➧2 tazas de coco rallado. Alternativa: Usar coco fresco (igual cantidad) con su agua
➧4 tazas de de agua caliente
➧1 cucharadita de canela en polvo
➧1 cucharadita de corteza de limón rallada

Preparación
➧Colocar el coco, la canela y la corteza de limón en la licuadora (batidora) y verter sobre él el agua caliente a medida que se bate hasta que se forme una pasta homogénea.
➧Estando aún caliente, pasar la pasta de coco triturado por un colador de tela o un filtro, presionando.
➧Endulzar al gusto, preferiblemente con estevia/edulcorante.
➧Dejar enfriar y servir.

Publicar un comentario

0 Comentarios