Exfoliantes capilares para darle vida a tu cabellera

El cuero cabelludo es la parte más importante del cabello, el responsable tanto de su salud como de su crecimiento. Es por ello que su cuidado resulta tan importante. Es interesante destacar que la piel del cuero cabelludo es muy delicada, de modo que es recomendable realizar una exfoliación casera suave, pero constante. Lo ideal es que se haga cada 15 o 30 días.

La exfoliación del cuero cabelludo sirve para eliminar las células muertas acumuladas en el mismo y limpiar la suciedad. También es de gran ayuda para regular la producción de sebo y cuidar el cabello de forma natural. Así, permite liberar los folículos capulares, favoreciendo el crecimiento del cabello y fortaleciéndolo.

Mascarilla capilar exfoliante de aceite de almendras
El aceite de almendras es un ingrediente muy beneficioso para cuidar la salud del cabello. Aporta una gran dosis de hidratación y, además, proporciona un gran brillo natural. Este exfoliante capilar natural se recomienda especialmente en cabellos secos y castigados.

Los ingredientes para hacer esta mascarilla exfoliante 
2 cucharadas de azúcar y 1 cucharada de aceite de almendras. Se mezclan en un bowl hasta que queden bien incorporados. Para su aplicación en primer lugar se humedece el cabello y a continuación se aplica el producto por el cuero cabelludo, el masaje se debe realizar con las yemas de los dedos. De este modo el producto penetra mejor y, además, se activa la circulación de la zona.

Se deja actuar la mascarilla natural entre tres y cinco minutos. Una vez transcurrido el tiempo, se retira con abundante agua tibia y se lava el cabello como se hace normalmente.

Mascarilla capilar exfoliante de aloe vera
El aloe vera es uno de los ingredientes naturales más beneficiosos para el cuidado tanto de la piel como del cabello gracias a su amplio abanico de propiedades. Aporta una gran hidratación y nutrición al cuero cabelludo, esencial para tener una melena sana.

Los ingredientes para elaborar esta mascarilla 
2 cucharadas de azúcar blanco y 2 cucharadas de aloe vera. Se mezclan ambos ingredientes y se aplica la pasta en el cuero cabelludo ya lavado, dando un suave masaje con movimientos circulares. Luego, se deja reposar 15 minutos y se retira con abundante agua tibia.

Publicar un comentario

0 Comentarios