Fortalecer las uñas frágiles y débiles

Las uñas frágiles se caracterizan por romperse y astillarse con muchísima facilidad, estar débiles, ser finas y muy poco consistentes. Son varios los factores que pueden propiciar daños en la queratina de las uñas y que estas posteriormente se encuentren muy débiles y blandas. Las posibles causas de las uñas frágiles y quebradizas pueden deberse a diversos factores.

Carencias en la alimentación: El déficit de nutrientes como las vitaminas A y B, el hierro, el calcio, el zinc y las proteínas puede causar fragilidad y debilidad en las uñas.
Contacto excesivo de las uñas con el agua: Tener las manos en remojo durante periodos de tiempo prolongados.
Uso de limas de mala calidad: Utilizar este tipo de herramientas de manera incorrecta.
Tipo de infección: Padecer algún tipo de infección en las uñas o los dedos, como puede ser el caso de hongos.
Sufrir afecciones o enfermedades: Como anemia, patologías renales o hepáticas, alteraciones en las tiroides, trastornos circulatorios, etc.

Aceites para fortalecer las uñas
Una manera de fortalecer las uñas frágiles con remedios caseros es la de usar aceites naturales que contengan nutrientes y vitaminas que ayuden a repararlas y a mantenerlas siempre hidratadas y sanas. 

Aceite de ricino: Es muy rico en vitamina E y por ello es ideal para endurecer las uñas quebradizas y para mejorar la apariencia general de las manos. Además, sirve para hidratar las cutículas.

Aceite de almendras: Ideal para tener unas uñas más fuertes e hidratadas, además de una piel mucho más sedosa al tacto y hermosa.

Aceite de argán: Su elevado contenido en ácidos grasos esenciales es perfecto para nutrir las uñas y las manos de manera eficaz y favorecer también al crecimiento de las uñas.

¿Cómo aplicarse los aceites?
Lo único que tienes que hacer es verter unas gotas del aceite seleccionado sobre un algodón y humedecer las uñas con él dejando que actúen entre 10 y 20 minutos. Hazlo varias veces a la semana.

Publicar un comentario

0 Comentarios