• Novedades

    Cuidados del cutis con aceites esenciales

    Los aceites esenciales son productos que podemos encontrar incluso en casa y que pueden resultar muy efectivos para solucionar algunas imperfecciones de nuestro rostro, siempre y cuando nos aseguremos de que son totalmente puros y naturales ya que de esta manera aprovecharemos mejor sus propiedades para la piel.

    Aceite de jojoba para rejuvenecer el cutis
    El aceite de jojoba cuenta con una gran riqueza en vitaminas (especialmente del grupo B y E) y ácidos y aceites esenciales (linolénico, mirístico, tocoferoles y ceramidas). Todo ello, le brinda las siguientes propiedades a nuestra piel:

    Propiedades anti-age: su riqueza en los nutrientes convierten a este aceite esencial en un excelente remedio natural para combatir el envejecimiento de la piel. Por un lado, aumenta la producción de colágeno y elastina de la piel, y por otro previene la aparición de líneas de expresión y arrugas. El resultado es un rostro firme, terso y libre de signos de la edad.
    Propiedades humectantes: su alto contenido en aceites esenciales le brinda un poderoso efecto humectante que ayuda a hidratar profundamente el rostro y a retener el agua absorbida por las células de nuestra piel.
    Propiedades antiinflamatorias: gracias a su poder humectante, el aceite de jojoba es un excelente antiinflamatorio, lo cual lo convierte en un buen remedio para desinflamar y mejorar el aspecto de bolsas y ojeras.
    Para utilizar el aceite de jojoba para reducir arrugas ya sea en la cara o el contorno de los ojos tendremos que aplicar unas cuantas gotas en nuestros dedos y masajear las zonas afectadas por estas imperfecciones. Dejando que actúe toda la noche y enjuagar el rostro a la mañana siguiente con abundante agua tibia.

    Aceite de caléndula para el rostro, ideal para problemas cutáneos
    El aceite de caléndula, especialmente para las pieles más sensibles o con tendencia a desarrollar problemas cutáneos, ya que cuenta con los siguientes beneficios:

    Propiedades antiinflamatorias: el aceite de caléndula es un excelente remedio para pieles atópicas o que tienen tendencia a desarrollar afecciones como dermatitis, reacciones alérgicas o psoriasis. Gracias a estas propiedades consigue aliviar algunos síntomas típicos de estos trastornos como picores, hinchazón de la piel o erupciones cutáneas.
    Propiedades hidratantes: su riqueza en vitamina E le proporciona un gran poder humectante que ayuda a retener en la piel el agua absorbida. Este beneficio hace que este aceite sea una buena opción para rostros especialmente resecos.
    Propiedades exfoliantes: su potente acción limpiadora lo convierte en un buen exfoliante para el rostro ya que consigue eliminar la acumulación de impurezas que se encuentran obstruyendo los poros dando como resultado una piel más lisa y suave.
    Para utilizar este aceite como remedio para problemas cutáneos, simplemente aplicaremos unas gotas en los dedos y masajearemos suavemente las zonas afectadas de nuestro rostro. Dejar que actúe toda la noche y retirar los restos de aceite a la mañana siguiente con agua tibia.

    Sin embargo, si quieres utilizar el aceite como exfoliante facial, mezcla 5-6 gotas de éste con una cucharada de sal o azúcar hasta obtener una pasta. Aplícala sobre el rostro realizando suaves círculos con los dedos y luego retírala con agua tibia.

    No hay comentarios.

    Post Top Ad

    ;

    Post Bottom Ad

    Con tecnología de Blogger.