• Novedades

    Mascarilla facial a base de espirulina

    Una piel más joven, tersa y luminosa. Esto es lo que puedes conseguir gracias a la espirulina, un alga repleta de beneficios y nutrientes que resultan ideal para mejorar nuestra salud pero, también, es perfecta para mejorar la apariencia de la piel. Se trata de un "súper-alimento" que ahora se usa también en las rutinas de belleza y cuidado personal gracias a sus numerosas propiedades que consiguen mejorar la salud de nuestra dermis. Para aprovechar estos beneficios, uno de los métodos más seguidos es preparar una máscara facial que impregne de forma tópica las propiedades y, así, se consigan efectos muy visibles en poco tiempo.

    Piel limpia y sin granitos
    Uno de los beneficios que esta alga aporta a la dermis es que consigue limpiarla en profundidad gracias a sus propiedades antibacteriales que eliminan cualquier bacteria y resto de suciedad que haya podido quedar incrustada en la piel. Por este motivo, la espirulina ayuda a lucir un rostro sin imperfecciones y previene la aparición de puntos negros, espinillas o acné.

    Reduce las ojeras
    También resulta un potente tratamiento anti-ojeras natural puesto que cuenta con propiedades desintoxicantes que regeneran la piel de la zona eliminando, así, las manchas oscuras, la sequedad y los síntomas de ojo seco. Una mascarilla hecha con este alga consigue mejorar la apariencia de la dermis y, también, de las ojeras.

    Nutre la piel en profundidad
    Otro de los beneficios de la espirulina para la piel es que es un ingrediente repleto de vitaminas y minerales y, por lo tanto, consigue nutrir la dermis en profundidad haciendo, así, que mejore su aspecto de forma considerable. Esta alga contiene vitamina A, B12, E, hierro, fósforo y calcio que conseguirán mejorar el cutis y que este se muestre más rejuvenecido e iluminado.

    Desintoxica la piel
    Contribuye a que las células se regeneren y, por tanto, cualquier lesión cutánea pueda sanarse más rápidamente. En este sentido, el acné, las cicatrices o las quemaduras se curan mejor y desaparecen en poco tiempo. Además, cuenta con antioxidantes que evitan la agresión de los radicales libres protegiendo, así, nuestra piel del envejecimiento prematuro y de las enfermedades.

    Rejuvenece el rostro
    Gracias a su alto contenido en antioxidantes, la espirulina resulta un tratamiento ideal para mantener en perfectas condiciones nuestro cutis y, además, reduce la agresión de los radicales libres, los principales culpables del envejecimiento prematuro de la dermis.

    Ingredientes
    1 cuchara de alga espirulina en polvo
    Agua mineral

    Preparación
    Verter en un recipiente la espirulina, después, verter poco a poco el agua hasta que tengamos una mezcla densa. No debe estar demasiado líquido pues, entonces, se escurriría de la piel y perdería efectividad.

    Una vez tengas el rostro limpio y seco, comenzaremos a repartir la mezcla por todo el rostro evitando el contorno de ojos y de labios (pues son zonas muy sensibles). Puedes repartir directamente con la yema de tus dedos o, si lo prefieres, con un disco de algodón o una brocha.

    Dejar que actúe durante 15 o 20 minutos. Cuando transcurra este tiempo, deberás enjuagar tu piel con agua tibia (nunca caliente) eliminando cualquier resto de mascarilla que pueda haber.

    Con la tez limpia, aplícate un tónico facial o un sérum para cerrar los poros, también es aconsejable que te pongas tu crema hidratante facial para conseguir un resultado impoluto. 
                             

    No hay comentarios.

    Post Top Ad

    ;

    Post Bottom Ad

    Con tecnología de Blogger.