• Novedades

    La mejor opción para hidratar el cabello seco

    Para que mejore el aspecto de un cabello seco la mejor opción es tratarlo con productos naturales, ya que con ingredientes que podemos encontrar en nuestras casas notaremos como el cabello recupera de una forma más rápida el buen aspecto. Además conocemos los ingredientes que hemos empleado y los beneficios que tienen.

    Aceite de oliva para hidratar el pelo seco
    El ingrediente más recomendado para nutrir los cabellos especialmente secos es, sin duda, el aceite. Entre los diferentes tipos de aceite podemos decantarnos por el aceite de oliva, ya que también es más probable disponer de él en nuestros hogares. Al tratarse de cabellos muy secos, aplicaremos el aceite de oliva desde el cuero cabelludo hasta las puntas y lo dejaremos reposar durante media hora para que el cabello se nutra. Posteriormente, lavaremos el cabello con abundante agua y champú.

    Aguacate como solución para el cabello seco
    Es el alimento de moda, pero no solo por los múltiples beneficios del aguacate en alimentación, sino que posee múltiples propiedades como producto de belleza y salud. Al tratarse de un producto muy graso, el aguacate proporciona al cabello seco una dosis de nutrición extra. Esta mascarilla se realiza con un aguacate entero triturado con un poco de aceite. Tras lavar el cabello, se aplica durante 20 minutos y se retira con abundante agua. Los resultados son notables.

    ¿Qué debemos hacer para evitar que nuestro cabello se reseque?
    Cepillar bien el pelo con cepillos o peines de cerdas redondeadas: así conseguiremos que nuestro cuero cabelludo siga generando sebo y no se deshidrate. Además mejora la circulación.

    No dormir con el cabello mojado: tiene muchas desventajas, entre ellas, que el algodón de las sábanas absorbe toda la humedad que genera el cabello y, a parte de despertar con un cabello complicado de domar, la pérdida de humedad y el consiguiente descenso de la humedad y nutrición del cabello es considerable.

    Utilizar un champú sin sulfatos ni componentes perjudiciales: además, al lavar el pelo con el champú debemos evitar enredarlo en exceso.

    Emplear acondicionadores y mascarillas incidiendo desde mitad de la melena hasta las puntas, que es donde se concentra la máxima sequedad del cabello.

    Beber una gran cantidad de agua y zumos de frutas hará que el aspecto de nuestro cabello también cambie: para que nuestro cuerpo, nuestra piel y nuestro cabello se encuentren hidratados tenemos que empezar a hacerlo desde el interior.

    Evitar lavar el pelo frecuentemente: es conveniente que esperemos un tiempo entre lavados, por ejemplo en días alternos, para que no pierda su hidratación natural.

    No hay comentarios.

    Post Top Ad

    ;

    Post Bottom Ad

    Con tecnología de Blogger.