Ultrasonido para tensar la piel del rostro, cuello y escote - Imagen de Mujer

Ultrasonido para tensar la piel del rostro, cuello y escote

La medicina estética se alía con los ultrasonidos para paliar los signos de envejecimiento facial sin emplear cirugía. Estos sonidos, cuya emisión no es perceptible para el oído humano, tienen la capacidad de actuar en las capas más profundas de la piel.

Un tratamiento no invasivo
Aquellas personas que busquen la prevención o la corrección de la caída de los tejidos en el rostro y en el cuello o que deseen mejorar la piel del escote pueden optar por este procedimiento, señala el especialista, quien añade que “también puede usarse para mantener los resultados de un lifting facial.

Procedimiento ideal para los pacientes con flacidez moderada. Sus principales aplicaciones son:
Tensar la línea mandibular y el cuello
Elevación de cejas
Eliminación de las arrugas del escote
Mejorar las bolsas de los párpados

Mejora la piel desde dentro
Los resultados de esta tecnología derivan de la estimulación del colágeno de forma natural; el tratamiento, que se puede realizar en cualquier época del año, actúa en las capas profundas de la piel dónde se encuentra esta proteína eternamente vinculada a la juventud; todo ello sin perjuicio de la parte superficial.

El tratamiento
¿Produce dolor? No requiere anestesia y aunque puede ocasionar molestia tolerable cuando se libera la energía de ultrasonido, es temporal e indica que la producción del colágeno ha empezado.
¿Cuanto tiempo dura cada sesión? La duración depende de la zona a tratar y generalmente suele ser entre 30 y 60 minutos
¿Con qué frecuencia se dan las sesiones? Suele ser suficiente con una sesión al año, aunque en teoría se puede repetir cada 3 meses.
¿A partir de cuantas sesiones se pueden ver efectos? “Tras la primera sesión los resultados son visibles, apareciendo de manera progresiva durante los siguientes 3 a 4 meses después del tratamiento”. De forma gradual, la piel renueva su colágeno y lo sustituye por uno nuevo y más elástico.

No hay comentarios.: