Los mejores exfoliantes para el cuidado de las manos - Imagen de Mujer

Los mejores exfoliantes para el cuidado de las manos

Las manos son testigos de la edad y estilo de vida de una persona y las protagonistas de casi todas las actividades cotidianas. Por eso es tan importante cuidarlas y tratarlas a diario contra el paso del tiempo. La piel de las manos, las uñas y las cutículas se encuentran expuestas a agresiones externas. El contacto directo con químicos, detergentes y contaminantes, al igual que los cambios de temperatura y la radiación solar afectan a la piel volviéndola áspera y rugosa y provocándole su envejecimiento prematuro.

Exfoliante de yogur y azúcar
Para formar este exfoliante también nos será necesario un bowl, en el que podamos realizar la mezcla de la misma cantidad de azúcar, yogur natural sin azúcar y crema hidratante de manos. Mezclaremos todo hasta que quede consistente y posteriormente lo aplicaremos sobre las manos. Podemos tener la mezcla durante 15 minutos a modo de mascarilla y posteriormente pasaremos a frotarnos las manos haciendo énfasis en todas las partes y huecos de las mismas. Finalmente, lavaremos las manos con abundante agua y jabón neutro para eliminar los restos de la crema e hidrataremos las manos con crema hidratante para que luzcan con brillo y con un aspecto espectacular.

Exfoliante de avena
Existen algunos modos de exfoliar y cuidar las manos de forma natural que son extremadamente sencillos, como el realizado con avena. Basta con disponer de una crema de manos y copos de avena. Extraeremos un poco de crema de manos del tamaño de una nuez y mezclaremos los copos de avena mientras vamos esparciendo la mezcla por toda la mano, frotando con ligereza para que desaparezcan las pieles muertas y la piel se encuentre en perfecto estado una vez eliminemos la crema y los copos con abundante agua tibia. Es importante que posteriormente hidratemos las manos.

Exfoliante de aceite, azúcar, miel y limón
Para realizar este exfoliante casero es necesario que tengamos un bowl a mano en cual podamos mezclar todos los ingredientes. Iremos vertiendo el aceite de coco, el azúcar, la miel y las gotitas del zumo de limón recién exprimido a la vez que iremos removiendo para que quede una mezcla uniforme. Posteriormente, la aplicaremos sobre las manos y frotaremos sobre ellas mismas para ir eliminando la suciedad incrustada y las pieles muertas por la sequedad o por las diferentes heridas que se forman en los nudillos y alrededor de las uñas. Posteriormente, tras lavar las manos con jabón para eliminar los restos del exfoliante, notaremos como la piel tiene un aspecto más sano y cuidado.

No hay comentarios.: