TÉ DE MANZANILLA PARA EL ACNÉ

La camomilla es una planta de la que se extraen sus flores por sus diversas propiedades para la salud, las cuales son utilizadas popularmente en forma de infusión o té. 

Dichos beneficios se deben a la siguiente composición nutricional de la manzanilla:
La manzanilla es una planta que cuenta con una riqueza en diferentes ácidos, especialmente, en ácido antémico. También tiene un buen contenido de los siguientes: salicílico, péctico, gentístico, cafeico y cuarcetin, entre otros.
También tiene un alto contenido en aceites esenciales como camazuleno, farneseno, furfural y cadineno, entre otros.
La camomila es una hierba que contiene cumarinas, una sustancia rica en anti-vitamina K que se la conoce por sus propiedades anti-coagulantes.
Cuenta con ácidos grasos saludables, como las grasas omega 6 y omega 9.
Esta hierba aromática contiene también algunas vitaminas: C, A y del grupo B.
Por último, la manzanilla también cuenta con otros nutrientes como flavonoides, hidratos de carbono y mucílagos.

Las principales propiedades y beneficios de la manzanilla para la piel
La camomila es un remedio muy potente para reducir el exceso de acné del rostro, u otras partes del cuerpo, ya que cuenta con excelentes propiedades antisépticas que lo convierten en un tónico natural para la piel. Además, estas propiedades también son bastante útiles para reducir tanto el exceso de grasa como los poros abiertos de nuestro rostro.
Esta planta también es utilizada para aliviar irritaciones y molestias en la piel, como quemaduras solares y picaduras de insectos. La infusión de camomila es un potente anti-inflamatorio natural debido a su riqueza en flavonoides y otros antioxidantes.
Estas propiedades anti-inflamatorias también convierten a la manzanilla en un excelente tratamiento para reducir tanto las bolsas de los ojos como otros signos de cansancio, como las ojeras.
Su riqueza en mucílagos, una especie de fibra soluble, le concede a este vegetal excelentes propiedades humectantes que hidratarán profundamente tu piel dejándola suave y radiante.
Por último, su riqueza en antioxidantes le otorgan a esta planta excelentes propiedades blanqueadoras que te ayudarán a reducir y prevenir las manchas oscuras que aparecen en el rostro, ya sea por la edad, por un exceso de sol o, precisamente, las manchas que quedan debido a las cicatrices del acné.

Ingredientes
➧4 bolsitas de manzanilla
➧1 taza de agua
➧Discos de algodón

Preparación 
➧En un recipiente agrégale una taza de agua. Ponlo a hervir en el fuego hasta que quede la mitad del agua que habías añadido.
➧Cuando se haya consumido la mitad del agua, añade las 4 bolsas de manzanilla al cazo con el agua hervida. Apaga el fuego y deja que reposen las bolsitas en el agua durante 30 minutos.
➧Una vez haya pasado el tiempo, cuela la bebida en un recipiente. 

Tratamiento
➧Con el rostro totalmente limpio y seco, aplica los discos del algodón mojados en té de manzanilla sobre las zonas donde presentes granitos y déjalos reposar sobre la cara durante media hora.
➧Finalmente, quita los discos de algodón que tenías en el rostro y retira los restos de manzanilla con abundante agua tibia.
➧Para notar resultados con este remedio natural, tendrás que aplicar el té de manzanilla entre 2 y 3 veces a la semana hasta que observes menos acné en la cara.

No hay comentarios.:

IMAGEN DE MUJER. Con tecnología de Blogger.