Sugaring o técnica de depilación con azúcar - Imagen de Mujer

Sugaring o técnica de depilación con azúcar

Lo natural se impone hasta en la manera de depilarse. Lejos de seguir técnicas avanzadas en tecnología parece que vuelve la forma de depilación de hace muchos años. Nos referimos al sugaring, una técnica milenaria, ahora muy de moda, que emplea el azúcar caramelizado para acabar con el vello de forma natural.

La técnica es muy similar a la de la depilación en cera, aplicando el azúcar caramelizado sobre la piel y arrancando el vello. Pero debe hacerse bien, por una profesional, en un centro de estética y siguiendo unas bases específicas y pasos.

Origen del sugaring
Es un método muy antiguo, pues data del año 1900 a.C., cuando el azúcar se empezó a extender en diferentes países. Entonces, en las zonas del Oriente Medio se utilizó el sugaring para eliminar el vello como técnica de belleza. También se dice que los egipcios emplearon esta pasta de azúcar para arrancarse el vello y sentirse limpios, bellos y liberados.

Ventajas de la depilación sugaring
Menos riesgos de quemaduras
Aunque es similar a la cera, hay diferencias entre los distintos métodos de depilación. Mientras que para depilarse con cera es necesario calentarla a alta temperatura, con las consecuentes molestias de rojeces y el riesgo a sufrir quemaduras, el sugaring se emplea a menor temperatura.

Producto natural
El azúcar es un alimento natural, es decir, no incluye ningún componente químico, por lo que en este tipo de depilación no hay alergias sobre la piel. En principio, puede aplicarse en todo tipo de pieles. Es la profesional del centro la que debe recomendar la mejor manera de hacerlo y aconsejar si se puede realizar este tratamiento.

Efecto exfoliante
Además de utilizarse como depilación, este método, a la vez, exfolia la piel al utilizarse la pasta de azúcar en forma de masaje drenante. Esto es, porque a diferencia de la cera, no elimina capas dérmicas. Con ello la piel se limpia y queda más suave que antes.

Menos dolor
La depilación con cera puede producir dolor, especialmente en pieles más sensibles. El sugaring es menos doloroso y por ello es una de las técnicas preferidas en diversos países del mundo.

Retrasa la salida del vello
Hay más diferencias con la cera. El caramelo que se utiliza en el sugaring no se pega a la piel, sino en el vello, y así se filtra en el folículo piloso y facilita la salida del vello desde la raíz. Este hecho provoca que el vello salga más tarde.

Fácil de quitar
Al acabar la depilación con la cera es inevitable que queden restos de ésta sobre la piel. Normalmente, es costoso eliminar esta cera, si no se hacen con productos especiales y aceitosos. En este caso, con la técnica de depilación natural, los restos se quitan fácilmente sólo con algo de agua. Se evitan manchas innecesarias y es más rápido de realizar.

Eliminación del vello de distintos tamaños
Es normal que con otros sistemas de depilación el vello corto sea complicado de eliminar. El sugaring, al contrario de lo que se piensa, también sirve para acabar con el vello de todo tipo de tamaño.

No hay comentarios.: