¿CÓMO ELIMINAR LA IRRITACIÓN DESPUÉS DE LA DEPILACIÓN?

¿Tu piel tiende a irritarse y enrojecerse después de la depilación? Muchas veces, esto es algo inevitable, y especialmente aquellas que tienen una piel más delicada o sensible sufren constantemente la aparición de granitos, irritación y escozor en la zona recién depilada. Y lo cierto es que este tipo de daños en la piel pueden aparecer sin importar el método de depilación que utilicemos, aunque sí son más comunes tras extraer el vello con cuchillas.

Consejos para evitar la irritación después de la depilación
Si, normalmente, tras la depilación, ya sea de las piernas o las axilas, suelen salirte granitos en la zona o la piel tiende a irritarse, resecarse y enrojecerse, te recomendamos que empieces a poner en práctica los siguientes tips.
➧Exfolia la piel de la zona a depilar con anterioridad. Esto ayudará a que los poros estén más abiertos y el pelo salga más fácilmente. Además, evitará, después, el tan molesto y anti estético problema de los vellos incrustados o encarnados.
➧Dilatar los poros de la zona antes de la depilación también es una buena opción para evitar la irritación y no tener que pasar, por ejemplo, la cuchilla tantas veces por el mismo lugar. Para ello, se puede lavar la zona con agua caliente y jabón previamente.
➧Las cuchillas son el método de depilación que más suelen irritar la piel, por lo que, en el caso de utilizarlas, es importante usar una cuchilla nueva, especial para la depilación femenina y que tenga varias hojas y bandas de gel en el cabezal. Así mismo, se debe usar preferiblemente espuma de afeitar.
➧Los métodos de depilación con cera o las cremas depilatorias tienden a irritar y dañar menos la piel que las cuchillas. En el caso de la cera, puedes elegir una que sea apta para piel sensible o las de aplicación fría, que son menos agresivas.
➧Procura hacer la depilación siempre sobre la piel totalmente limpia y seca.
➧Si aplicas un poco de polvo de talco en las zonas que vas a depilar, también puede ayudarte a evitar las molestias y las irritaciones.
➧Si te depilar justo en el momento del baño o después de este, los poros estarán mucho más dilatados y reducirás el dolor, además que el vello saldrá muchísimo mejor.

Remedios caseros para calmar la irritación de la piel
Tanto para evitar los granitos después de la depilación como la irritación, hay una medida esencial que no debes pasar por alto: hidratar muchísimo la piel al finalizar la depilación. Es muy importante que nutras tu piel con productos altamente hidratantes que minimicen los daños de la extracción del vello y que permitan que la zona depilada luzca radiante e impecable.

➧Áloe vera
El áloe vera es el producto natural más recomendado para regenerar la piel y calmarla tras el rasurado o la depilación, ya que tiene propiedades calmantes, hidratantes y reparadoras muy potentes. Aplica un poco de gel de áloe vera sobre la zona y verás cómo en muy poco tiempo luce renovada y perfecta.
➧Aceite de almendras
Por su gran acción hidratante y nutritiva, también puedes usar el aceite de almendras para hidratar la piel después de depilarte. Además, ayuda a desinflamar la piel y proporciona una gran suavidad. Vierte unas gotas de este aceite en la palma de tu mano y aplícalo dando un ligero masaje hasta que se absorba por completo.
➧Manteca de karité
Hidrata la piel desde las capas más internas, además de que en verano es excelente para proteger la piel depilada del sol y lucir un bronceado más bonito y uniforme. Adquiere una crema de manteca de karité para aplicarla sobre la piel irritada o en el caso de que vayas a utilizarla directamente, primero caliéntala ligeramente para que puedas aplicártela fácilmente.
➧Aceite de bebé
Para acabar con la irritación de la depilación con cuchilla, sobre todo, el aceite de bebé es ideal, pues es altamente humectante, ayuda a combatir la piel áspera y la resequedad que la extracción del vello puede causar. También es una buena ayuda para eliminar esos restos de cera que pueden quedar en la piel después de la depilación.

No hay comentarios.:

IMAGEN DE MUJER. Con tecnología de Blogger.